Muchos planes para pagar la deuda fracasan porque no hay motivación real y por desconocimiento sobre los beneficios financieros de quitar deudas de tus cuentas bancarias, es por eso que he preparado este artículo sobre las razones por las que debes hacerlo cuánto antes.

Si desea mantener el impulso para quitarte la deuda, tienes que recordarte continuamente de las razones por las que desea salir de ella y si esto no te motiva lo suficiente, entonces lee más sobre por qué debes tomar cartas en el asunto ya.

  1. Aumentará tu seguridad financiera.

La deuda es una seria amenaza para tu seguridad financiera, ya que te impide aprovechar al máximo tu dinero, así que lo que gastas en pagos de la deuda podría ser utilizado para una escapada de invierno, para una velada en un restaurante durante un día lluvioso, para tus días de jubilación, o para los días de colegio de tus hijos.

Por eso, quitar una deuda de tu cuenta bancaria te permitirá tener una seguridad financiera que te librará de problemas a futuro.

  1. Más dinero para gastar en las cosas que disfrutas (sin sentirte culpable)

Adquirir una deuda te deja con menos dinero para hacer las cosas que realmente quieres hacer en la vida y por desgracia, esta es la razón por la que muchas personas terminan entrando más y más en deuda, porque creen que con ese crédito es que pueden hacer las cosas y sin él, no.

Pero a medida que adquieras más y más deudas, no podrás darte el lujo de comprar cosas debido a la anterior deuda que tienes, por lo que utilizan más deudas para hacer compras, hasta que llegues al final de tu línea de crédito y quedes endeudado hasta las medias.

Por ello, ya no solo pagarás la deuda al banco sino también sus intereses, que algunas veces superan tus gastos originales y por ello, paga de una vez por todas las deudas que ya tienes y termina este círculo vicioso, dale un respiro a tu cuenta y libera tu dinero para comprar las cosas que realmente disfrutas, sin pagar intereses.

  1. Reduce el estrés en tu vida

La deuda puede conducir al estrés adicional mientras que te preocupas sobre cómo vas a cubrir todos los pagos de la misma, más otros gastos necesarios.

Y, aunque un poco de estrés de vez en cuando no es dañino, el estrés constante puede conducir a problemas de salud graves, incluyendo migrañas e incluso ataques al corazón.

Así que lo decimos en serio cuando afirmamos que en muchos casos, quitar una deuda de tu historial financiero puede literalmente salvarte la vida.

  1. Reduce el número de facturas que pagas

Cuantas más personas debes, más cuentas tienes que mantener y pagar, una y otra vez.

Por ello, una vez que eliminas de tu vida y de la vida de tu familia las deudas que tienes, tendrás menos facturas que abrumarán tu correo cada mes.

Eso no quiere decir que eliminas todas las facturas, sino que ahora sólo tendrás unos cuantos gastos mensuales por los que preocuparse, cosas como servicios públicos, seguros y servicio de telefonía celular, es decir, todos los gastos que no tienen pagos mínimos y cargos por intereses y obligaciones a largo plazo y más intereses, etc.

  1. Mejorar tu puntaje de crédito

Demasiado dinero por pagar en créditos, especialmente en la tarjeta de crédito, puede tener un impacto negativo en tu puntaje de crédito.

Cuando los saldos de tu tarjeta de crédito son altos en comparación con tu límite de crédito, tu puntuación de crédito tiene un éxito por encima de la media. Lo mismo se aplica cuando sus saldos de préstamos son altos en comparación con la cantidad original prestada.

Por eso, ser libres de cualquier préstamo o contrato de pagos en cuotas te permitirá aumentar tu puntaje de crédito.

  1. Para enseñar a sus hijos buenos hábitos de dinero

Muy bien, si salvar tu vida, reducir el estrés, aumentar tu seguridad financiera o reducir el número de facturas que recibes no son una buena razón para pagar tu crédito ya, entonces enseñar a tus hijos buenos hábitos financieros si debería serlo.

Cuando se trata de las finanzas, es mejor liderar con el ejemplo. Si quieres que tus hijos se mantengan alejados de deudas, diles sobre la importancia de ser libre de ellas y muéstrales con tu ejemplo qué se siente estar realmente libre de deudas.

De esa manera, tus lecciones financieras no parecerán hipócritas y dejarás un legado que valdrá más que todo el dinero junto: El ahorro.

  1. Poseer tus bienes

Cuando adquieres una hipoteca, no eres dueño de tu casa, el banco sí.

Lo mismo ocurre con tu coche y su préstamo de auto, con la cartera que compraste con la tarjeta de crédito y todo lo que adquieras bajo modalidades de pagos recurrentes.

Por eso, ser libre de deudas te convertirá en dueño de la casa en la que vives, del coche que conduces, la ropa que usas y la cartera que llevas. Al quitar la deuda de tu cuenta, ya no tienes que preocuparte por alguien que toma tus pertenencias porque tu no podría permitirte los pagos.

  1. Aumenta tus ganancias futuras

Siempre que tomas un préstamo o cargas algo a tu tarjeta de crédito, estás simplemente prestando de tus valiosos ingresos futuros.

Por lo tanto, los $1,000 pesos o $100,000 que gastas hoy serán tomados de lo que vas a ganar en los días por venir.

Sinceramente, la deuda disminuye tu nivel de vida futuro al darle menos dinero para vivir de lo que tiene hoy.

Pero no permitas que esto suceda, aprovecha al máximo los ingresos que esperas ganar y toma ya las medidas para liberarte de ese peso que nunca te dejará tranquilo con pagos mínimos.

  1. Sal de la misericordia de tus prestamistas

Mientras tengas una deuda pendiente, no podrás tomar las decisiones sobre tu dinero, tus prestamistas sí.

Ellos deciden cuánto les pagas y cuándo les pagas, no hay inflexión en estas afirmaciones y en algunos casos, ellos pueden aumentar su tasa de interés y pago mínimo, dándote tiempos absurdos, como menos de dos meses para ajustar tu presupuesto para pagarles a ellos.

Así que pagar tu deuda y convertirte en alguien libre te pone en completo control de tu dinero.

Si aún no te sientes convencido y piensas que es demasiado esfuerzo realizar esta movida financiera que asegurará tu vida de muchas maneras, entonces vuelve a leer el artículo y revisa la parte de “reduce el estrés”, quizás más pronto que tarde puedas tenerlo.

Pero si todas estas razones han sido suficiente para que decidieras dar ese gran paso, entonces te felicito porque estas tomando las riendas de tu vida financiera y asegurando tu futuro, el de tus hijos y el de tus nietos.

 

Comentarios de Facebook