El sector bancario ofrece en la actualidad un sinfín de mejoras en muchos aspectos, ya sea los bajos intereses en préstamos, o el pago en múltiples cuotas de los mismos. Siendo las tarjetas de crédito uno de los aspectos en los cuales se puede presenciar su mejoría, el cambio en muchos aspectos físico, como de beneficios, han hecho de estas un producto necesario, la misma ha ido mejorando con el pasar de los años en el que sus capacidades, beneficios y tasas de intereses se adaptan tanto al solicitante como al año en curso.

Es necesario tener en cuenta que la mejor tarjeta para unos no siempre es igual para otros, mientras que mi tarjeta pueda ofrecer beneficios excelentes pero cobrar una tasa anual muy alta, es posible que la que tiene mi hermana aun contando con pocos beneficios, y una tasa anual de intereses alta, se adapte mejor a las necesidades de otro solicitante.

Existen diversos factores para poder obtener la mejor tarjeta, porque no es una tarjeta que sea la mejor en el mercado, es la tarjeta que se adapte a las necesidades individuales de cada uno.

  • La tasa de intereses. Es necesario conocerla para saber si se adapta a lo que se necesita, si se puede cubrir y cuanto es el porcentaje de pago.
  • El patrón de pago, es necesario estar pendiente de las fechas y el montón de los pagos por tarjeta. Muchas cobran una cuota especial al “saltarse” alguno de los pagos.
  • El banco y la marca de la tarjeta. Esto influye en el pago de la tarjeta, ya que cada banco y marca tiene sus normas y lineamientos.
  • Acceso a promociones y servicios. Muchos bancos cuentan con promociones mensuales o por época, la tarjeta debe ser capaz de ofrecerle un acceso a su usuario en ellas.

Cada factor es adaptable según la necesidad de la persona, aun cuando existe una extensa presentación de beneficios que cada tarjeta debe otorgar, hay que tener en cuenta también que es lo que cada uno de los solicitantes busca en sus tarjetas, cual es el pago máximo que puede ofrecer o para que solicita y usa dicho servicio.

Los productos pueden adaptarse a las necesidades, y cada entidad bancaria ofrece un sinfín de beneficios que cumplen con las características de cada una de las personas. Solo es cuestión de indagar y preguntar, los bancos tienen centros de información (o promoción) en el que se encargan de comunicar y responder todas las dudas que el cliente pueda tener.

Características de la mejor tarjeta

Habar y desglosar cada tarjeta no debería ser necesario, lo principal es conocer los requerimientos propios en una tarjeta, de esta manera se podrá obtener una lista de tarjetas adaptadas a cada particularidad.

  • Aquella que sea compatible con los hábitos de consumo. Establece el uso que le podrías otorgar a la tarjeta, para luego seleccionar una que se adapte a tus necesidades. Si eres de aquellos que no gastan, tarjetas que no generen altos costos son las adecuadas.
  • Debe adaptarse a los ingresos propios. No es recomendable solicitar una tarjeta especial (Gold, Black, entre otras) cuando los ingresos no son los adecuados, aun el banco siendo quien la ofrezca.
  • Poder domiciliar los pagos a la tarjeta, muchos bancos ofrecen una banca online para el pago de otros beneficios, aun así nada como afiliar la tarjeta para que no se pase u olvide alguna fecha.
  • Debe ofrecer una aceptación en todos los establecimientos, la tarjeta debe ser capaz de pasar por cada punto ya sea dentro o fuera del país.
  • Ofrecer acceso a las distintas promociones. Esto es un factor importante, ya que, muchos usuarios hacen uso de las promociones para comprar con la tarjeta.
  • Tasas de interés adecuadas al solicitante y sus ingresos.

¿Cómo seleccionar y solicitar la mejor tarjeta?

Las necesidades de cada cliente son diferentes, ya se establecía que mi hermana y yo tenemos necesidades disímiles, tarjetas diferentes que nos ofrecen beneficios distintos y hacen pagos distintos. El proceso de selección va unido a cada beneficio que ofrezca el banco, es por ello que es necesario informarse sobre esto y los métodos de pagos, es por ello que se plantean los siguientes lineamientos para seleccionar y solicitar la mejor tarjeta:

  • Establecer para que va a ser usada la tarjeta, ya sea para compras diarias o eventuales.
  • Definir los beneficios que necesita, ya sea la cobranza de un crédito o de viajes.
  • Solicitar la tarjeta que más se adapte a las necesidades y cumpla con los beneficios, es importante revisar todos los detalles.
  • En caso de que la banca establezca la solicitud de la tarjeta en línea, hacer el registro y próxima solicitud de este beneficio.
  • Úsala y mantén los pasos al día.

Se dice que para cada gusto existen diversos colores, cada persona en el mundo tiene necesidades que no guardan relación con las de otra persona, gastos que difieren de los mensuales y van dados hacia su vida diaria, así como situaciones de emergencia que necesitan la presencia de dinero. Es a partir de allí que cada tarjeta de crédito irá adaptándose a los clientes, buscando establecer un vínculo en el que cada uno de los beneficios que obtengan sean los adecuados.

Elegir la adecuada es un proceso que amerita revisar cada una de las ofertas, los pro y contra que posee cada tarjeta y el pago que se le debe hacer, en última instancia elegir aquella tarjeta en la que los cargos por compras y la facturación sea la deseada. Es por ello que tener una tarjeta de crédito amerita ser responsable en los pagos, consciente de las compras y no solicitar aquellas que no solo no se adecuan, sino que exigen pagos de intereses, anuales o mensuales que se encuentran mas allá del ingreso personal del solicitante.

Así que, elegir la mejor tarjeta es pensar en los beneficios y necesidades más que en la tarjeta misma.

Comentarios de Facebook