Cuando estamos a punto de pedir un crédito, cuando vemos el estado de cuenta de nuestra tarjeta de crédito o cuando pedimos un crédito, vemos reflejado CAT sin estar seguros de qué trata o a qué se refiere. Es por eso que quiero conversarte más a fondo sobre qué es y para qué te servirá conocerlo.

¿Qué es el CAT: Costo Anual Total?

Se conoce como CAT o Costo Anual Total (por sus siglas) a un indicador que, en líneas generales, permite “resumir” el costo que tendrá un crédito o préstamo durante un año.

Aunque casi siempre se piensa que el costo de un crédito está representado por la tasa de interés que el banco nos cobra, es un valor equivocado que se estima de esto, pues no es el único costo que se toma para calcular el CAT.

Así que se deben tomar en cuenta todos esos agregados como las posibles comisiones por apertura, los posibles seguros asociados que tienen un costo integrado en la mensualidad (como es el caso de los préstamos hipotecarios que contemplan seguros de vida y de daños) y también, las posibles comisiones por administración mensual, que pueden ser altas, dependiendo del banco y el gestor.

Por eso, al mencionar la palabra “costo“ y para calcularla, incluimos a todos los elementos que hacen al financiamiento. Es decir, estará integrado por comisiones, intereses, y cualquier gasto adicional que incluya la operación.

Pero ¿para qué sirve conocer el CAT? Conocer el Costo Anual Total puede servirnos para 2 propósitos bien específicos.

  1. Comparar los costos de los diferentes créditos o préstamos ofrecidos por los bancos, y así poder decidir a cuál recurriremos; o
  2. Comprender cuál es el costo real por el cual debemos liquidar el préstamo adquirido.

Y estos son los propósitos de crear el concepto de CAT, ya que sustituye ese cálculo individual generado por la tasa de interés, comisión por apertura, cuota anual, mensualidad de seguros, y cualquier comisión cobrada por el otorgante.

De esta forma, se conoce como una medida estandarizada que nos sirve ya sea para conocer el monto total de un crédito y nos permite comparar con los demás préstamos, descubriendo cuál es más económico y cuál nos genera mayor pérdidas, así como también para saber el costo total que debemos liquidar si queremos dar por terminado el crédito y contamos con el capital para ello.

Por eso, el CAT está expresado en términos porcentuales, como si fuera una tasa de interés pero que incluye todo.

Qué factores se usan para calcular el CAT

El CAT puede obtenerse utilizando hojas de cálculo como Excel, procesador de datos de Windows y otras herramientas en línea como ‘Hojas de cálculo’ de Google.

Pero para conocerlo, debes tener a la mano los datos financieros sobre el préstamo, crédito o tarjetas de crédito que posees, de esa forma podrás determinar cuál es el CAT promedio.

Entre esos datos, están las variables como el monto de crédito otorgado (o línea de crédito en el caso de las tarjetas), la tasa de interés anual, las comisiones que se cobrarán (por apertura, anualidad, etc), el pago mensual (o pago mínimo) que se hará al vencimiento del mes, el número de mensualidades (que casi siempre son 36), etc.

Sin embargo, cuando nos referimos al Costo Anual Total, tenemos que realizar algunos puntos diferenciables y los cuales debemos conocer para no confundirnos.

Por ejemplo, todas las instituciones que otorgan créditos, están obligadas por las autoridades a comunicar a sus clientes (actuales y futuros) el CAT. No obstante, el cálculo del CAT varía de acuerdo a estos dos segmentos:

  • Para sus clientes futuros: Debido a que varios factores que inciden en el cálculo del CAT son diferentes para cada prospecto, los bancos calculan un CAT Promedio para su publicidad y para sus materiales informativos, el cual ilustra las condiciones que un cliente con una línea de crédito promedio, a la tasa promedio y con el nivel de pago promedio podría tener.

Pero este es solo un promedio y no el costo real del monto total de tu CAT, ya que este podría ser distinto si no tienes las características utilizadas para calcular el CAT promedio de dicho cliente modelo.

  • Para sus clientes actuales: Este podría considerarse como el único cálculo real del Costo Anual Total y que aparece especificado en tu estado de cuenta, calculándose con la base de tus datos reales: línea de crédito otorgada, tasa de interés anual que se te cobra y comisiones del plástico que aplican para ti.

Para este caso, podríamos llamarlo CAT individual y que podrás determinar una vez tengas el préstamo otorgado.

Cómo calcular el CAT

Este costo es individual y varía de acuerdo al crédito de cada persona, la capacidad de pago, montos mensuales, tasas de intereses con el que obtuvo el crédito y más detalles únicos de cada persona.

Por eso, para calcular el CAT, utilizaremos este sencillo método basado en datos al azar sobre un cliente individual y no un CAT promedio:

Marcos tiene una tarjeta de crédito con un CAT del 44%, si utilizara la totalidad de su línea de crédito a la tasa de interés promedio ofrecida por el banco (pagando la cuota anual y liquidando los adeudos en 36 meses), terminaría pagando el equivalente al 44% del total de su línea asignada por concepto de financiamiento y comisiones.

Pero, para llevar un cálculo más real o más acercado a la realidad, puedes utilizar la calculadora CAT que el Banco de México ha puesto a disposición de los usuarios.

Así como puedes ver este video sobre cómo determinar tu CAT de acuerdo a las variables de los montos y costos de tus créditos desde Excel:

Que es el cat?

Aunque, lo más importante que debes tener en cuenta que los cálculos del CAT siempre serán individuales, porque se basan en los datos financieros que engloban todo el préstamo crediticio de cada persona y varían de acuerdo a los pagos (mínimos o no) que realiza dicha persona para amortiguar los montos mensuales.

Por eso, puedes tomar como base aquellos cálculos del CAT promedio que algunas entidades bancarias utilizan en sus publicidades pero éstas variarán una vez optes por el crédito o la línea de crédito de la tarjeta de crédito que poseas, así como sus montos totales del crédito, las tasas que te imponga el banco y demás costos que vienen adheridos al mismo.

Es una ventaja conocer este indicador cuando eres el tipo de persona cuya inversión del préstamo fue favorable y desea liquidarlo antes de cumplir el tiempo del mismo.

Y puesto a que este indicador asume que todos los usuarios de tarjeta utilizaremos el financiamiento (pagando menos del total del saldo a fin de mes), hay otros clientes de bancos que no les gusta pagar intereses y para que las tasas de interés son irrelevantes. Al calcular el CAT, pueden comparar en términos de anualidad y de las recompensas que pudieran obtener por sus compras, además de determinar cuánto pueden ahorrar al decidir liquidar la línea de crédito o préstamo que han adquirido.

Actualmente, este Costo Anual Total debe calcularse sin considerar el IVA de comisiones ni de intereses. Por eso, ten cuidado de incorporarlo en los montos de pago cuando realizas el cálculo, ya que si sucediera la inclusión. Entonces tu CAT sería erróneo porque refleja un porcentaje inflado al ingresar montos de pago con IVA, teniendo como resultado un monto que incluye el impuesto.

Comentarios de Facebook