Después de realizar y organizar el presupuesto familiar es necesario que tú y tu familia dispongan de un fondo de emergencia, pero ¿Qué será un fondo de emergencia? o ¿Para qué sirve un fondo de emergencia? Un fondo de emergencia es una cantidad de dinero que se reserva para solventar cualquier situación o imprevisto sin la necesidad de alterar el presupuesto o caer en deudas.

Básicamente, es una forma de ahorro diferente al tradicional, debido a que debe contar con un monto límite. Además, debe evitar usar para cualquier ocasión, es un dinero que debe ser de uso exclusivo para solventar alguna situación como lo son: enfermedades, reparaciones del coche, del hogar, imprevistos, liquidación laboral y entre otros.

Fondo de Emergencia es primordial

Se recomienda que el fondo de emergencia sea equivalente al presupuesto empleado para cubrir las necesidades cotidianas tuyas y de tu familia multiplicado por tres meses, siendo el valor mínimo para el ahorro, o 6 meses que es el valor máximo. Puede parecer complicado alcanzar la cantidad, pero poco a poco puedes lograrlo según sea el monto que puedas destinar para el fondo, ya sea quincenal o mensual.

Nunca sabemos lo que podría ocurrir en un futuro inmediato o lejano, por ello ahorrar en el ahora en caso de imprevistos es primordial.

Un fondo de emergencias es infravalorado por muchas familias o hasta por nosotros mismos, debido a que creemos que los eventos desafortunados que le suceden a cualquier persona son ajenos a nosotros; sin embargo, ser un previsor para esto nos puede evitar más problemas que podrían durar años en resolverse.

Para ahorrar es necesario contar con objetivos fijos, debido a que los objetivos nos mantienen concentrados y evitan que las tentaciones de la vida no nos arruinen el plan financiero que tenemos para nuestro fondo de emergencia.

Mil y un maneras de morir

Otra de las razones que le dan importancia a un fondo de emergencia recae principalmente en los accidentes, las enfermedades o cualquier cosa que conlleve un proceso costoso que nos sustraiga nuestras finanzas personales rápidamente. Un accidente, aparte de los gastos derivados de médicos, las reparaciones y demás, puede inhabilitarnos para conseguir nuestros ingresos.

Y si tienes familia, se pone peor la cosa, debido a que hay más de una boca para alimentar. Lo mismo ocurre con las enfermedades, ya que hay gastos médicos que superan con mucha facilidad el salario que logramos reunir, como lo son las operaciones y los largos tratamientos.

Si eres el proveedor de familia, hay otro escenario más para que se nos vuelva importante contar con un fondo de emergencia y es la muerte. Como dice cierto programa televisivo, hay mil y un maneras de morir, así que si eres la persona que aporta el mayor ingreso en el hogar, vas a ocasionarle severos problemas a tu familia, debido a que pierden el nivel de vida instantáneamente, además pueden terminar con deuda por los gastos que conlleva el sepelio; muy crudo, pero muy real y es para que tomemos nuestras acciones financieras con la mayor conciencia posible.

¿Por qué es necesario contar con un fondo de emergencia?

Solo bastara con que te hagas cualquiera de las siguientes interrogantes:

  • ¿Qué pasaría mañana si tengo que realizar una inversión mayor no planificada?
  • ¿Qué ocurriría mañana si me quedo sin trabajo?
  • ¿Qué sucedería mañana si el carro o la casa requieren de grandes reparaciones?
  • ¿Qué acontecería mañana si algún familiar o amigo tiene problemas de salud importantes?
  • ¿Qué le ocurriría a mi familia mañana si muero y soy el proveedor?
  • ¿Qué sucedería si no contara con un fondo de emergencia?

Muchos han pasado por algunas de las situaciones presentadas con las interrogantes y usualmente al no contar con un fondo de emergencia se termina accediendo a crédito de consumo, como lo son las tarjetas de crédito y estas generan intereses exorbitantes; lo peor es que las cantidades necesitadas en momentos de emergencias son grandes y complicadas de cancelar en un corto periodo de tiempo. En otras circunstancias las familias recurren a vender o empeñar un bien valioso, pero por la necesidad se termina recibiendo menos del valor correspondiente.

¿Cuánto debemos tener en nuestro fondo de emergencia?

Ni siquiera los expertos se han puesto de acuerdo en una cifra exacta, pero la opinión general estipula que puede rondar entre los 3 y 6 meses de gastos, como dije en el inicio. La cantidad podría inclusive durar mucho más, porque ante una situación de emergencia los gastos se acortan.

¿Dónde podemos guardar el fondo de emergencia?

Por regla general, los abuelos solían guárdalo debajo del colchón, pero actualmente contamos con alternativas más convenientes y beneficiosas, con un factor común como lo es la liquidez inmediata. Lo más recomendable es tener:

  • Cuentas de ahorro regulares.
  • Cuentas de ahorro de alto interés o High Interest Savings Accounts.
  • Cuentas o Fondos Money Market, en la que el banco nos retribuye con una tasa variable pero muy estable.

Se recomienda evitar invertir el fondo de emergencia en acciones u cualquier otro activo que sea volátil, es decir aquellos que cambien de precio muy rápido, o en aquello que bloqueen el dinero por un tiempo.

¿Cómo puedo crear un fondo de emergencia?

Lo primordial es contar con un presupuesto familiar, es complicado contar con un fondo de emergencia si nuestro salario no se ajusta a las necesidades que tengamos durante el mes.

  1. La cantidad del fondo de emergencia que tengamos puede variar, debido a que este depende de nuestros ingresos mensuales y los gastos que tengamos. Así que debemos establecer una cantidad que se aporte al plan de emergencia en función de las necesidades

  2. Cubrir un mínimo de 3 meses y un máximo de 6 meses con el fondo de emergencias, es importante considerar que mientras mayor sea la cantidad esto puede salvarnos ante cualquier eventualidad.

  3. El método más simple para establecer el monto para el ahorro de nuestro fondo es haciendo cálculos sobre los gastos fijos mensuales, multiplicarlos por 3 o 6 y eso nos dará la cantidad exacta con lo que debamos contar en nuestro fondo de emergencia.

  4. Pones el fondo de emergencia en una cuenta bancaria específica para las emergencias, como lo es cuentas de savings.

  5. Revise el fondo con regularidad y reponer la cantidad extraída para las eventualidades suscitadas.

Recuerde que puede tomar tiempo, dedicación, sacrificios y mucha disciplina para poder alcanzar el límite de nuestro fondo emergencia, inclusive esto puede tomarnos meses o años, pero es importante que no nos rindamos.

Como una recomendación extra, si tienes deudas cancélelas poco a poco y luego inicie con su fondo de emergencias.

Comentarios de Facebook