Todos buscamos una entrada de dinero extra, adicional a nuestro trabajo, ya sea para comprar el coche que siempre quisimos, el último modelo de nuestros sueños, establecer una empresa o hacer ese viaje deseado a un lugar paradisíaco. La mejor opción y la más fácil, es ahorrar, captar todo el dinero extra sin una finalidad o un uso definido, y ubicarlo en un sólo punto o lugar.

¿Pero dónde coloco todo eso? ¿Debajo de la cama? ¿Lo guardo en una caja de zapatos?

Producto Financiero

Lo mejor y más sensato es obtener un producto financiero, obviamente la gran mayoría se estará preguntado, no debe saber qué es un producto financiero, son aquellos que son comprados y vendidos por casa de bolsa o bancos, muchas veces y lo más acorde para el conocimiento del cliente, se suele tener asociado a estos productos una calificación de riesgo o rating que sirve como una guía para los inversores.

En la gran cantidad de variantes de estos productos se diferencian dos tipos según el propósito del cliente o inversor, lo mejor es escoger el producto que más le convenga a la persona, ya sea que quiera ser parte de una empresa e influir en tu gestión, o que sólo quiera ganar dinero con la compra y posterior venta o cobro de los intereses; es decir que no sólo lo captas en un solo lugar, además le das un propósito con el cual ganas más dinero.

Cada empresa o persona puede recurrir a varias clases de productos financieros que ofrecen instituciones financieras públicas o privadas para obtener ese dinero extra para gastarlo en lo que más deseas, también podría ser usado para el crecimiento económico o para mantener una estabilidad económica ante cualquier circunstancia o tiempos difíciles. En este caso la institución financiera no quiere controlar o manejar la empresa o el capital de la persona, solo se quiere es invertir o aportar esperando de regreso una ganancia monetaria al cobrar lo prestado más los intereses. En ocasiones junto con estos productos vienen unos cómodos y a veces exclusivos servicios financieros.

Pero no quiero perder mi dinero. No se perderá ni un centavo, si se usa el producto adecuado con el banco que más ajustado a la persona y que ofrezca los mejores servicios, todo para comodidad y tranquilidad de la persona; podrá tener tu dinero resguardado mientras trabaja, estudia, sale con tu pareja. Para eso los más recomendables es usar productos que se empleen para ahorrar de forma segura contra cualquier adversidad y dormir tranquilo.

Más rentabilidad

Un producto financiero no muy usado pero viable para el gusto y comodidad de la persona, lo mejor de todo es que varios bancos cuentan con este tipo de producto. Va dirigido para aquellos que no le importan perder un poco la disponibilidad del dinero que inviertas con el beneficio de ganar un poco más de rentabilidad; un depósito a plazo fijo, son fondos que se prestan a un banco por un periodo de tiempo específico y a cambio el banco te da una rentabilidad por ese dinero, no pierdes ni un centavo.

Lo mejor es que cuanto mayor sea el tiempo o la duración del depósito a plazo fijo, mayor será la rentabilidad que obtengas; lo más común es que el mínimo de su duración es desde un mes hasta un máximo de 5 años, en algunos banco puede ser incluso mayor el periodo de tiempo.

En la mayoría de los casos puedes retirar el dinero del depósito en cualquier momento, aunque lastimosamente y como nada es de rosa, a diferencia de las cuentas ahorro, puede haber una penalización. Esta penalización es siempre sobre los intereses generados, nunca sobre el capital inicial; así que no es tan malo como parece, por lo tanto, esta es la pequeña penalización que pagas por obtener unos mayores rendimientos.

Una recomendación importante, para evitar tener que cancelar un depósito a plazo fijo antes de tiempo, es tener en cuenta la opción de escalonar el periodo de duración de los depósitos que contrates. Separa el dinero que quieres invertir en depósitos a plazo fijo y dividirlo en diferentes depósitos con diferentes plazos de tiempo.

El producto financiero más conocido y recomendado por las personas es la cuenta ahorros, estupendo y cómodo producto financiero para mantener tus ahorros con total disponibilidad, es decir, podrás usarlos sin ninguna penalización y con total libertad, a la vez que ganaras una rentabilidad cada mes. En las cuentas ahorro no es necesario tener un saldo mínimo en la cuenta para que comience a trabajar para nosotros y lo mejor es que están totalmente libre de comisiones.

No se pierde nada con ahorra las horas de trabajo en un producto financiero, se vive con más tranquilidad y protegido de cualquier problema económico que pueda afectar tus ahorros y tu felicidad.

Comentarios de Facebook