La crisis económica, la inflación y los sueldos bajos son demasiados problemas económicos por los que tenemos que preocuparnos hoy en día, pero no por ello debes dejar que tu relación se venga abajo producto de las malas finanzas. Hablar de dinero en una relación de pareja resulta difícil en una relación, pero si no lo haces esto podría repercutir seriamente en tus finanzas y en tu relación.

Las conversaciones de finanzas tienen que ser honestas entorno a tu situación monetaria, tus preocupaciones y el futuro al que ustedes aspiran como parejas. Esto puede ser un poco complicado de lograr si cada vez que conversan sobre las finanzas inicia una pelea.

Las parejas, por lo general, tienen un proyecto de vida juntos, y los dos deben estar en sintonía para poder llevarlo a cabo, saber qué es lo que se quiere lograr como persona y pareja es la finalidad de la relación.

Te damos algunas claves que te ayudaran a saber cómo hablar de finanzas con tu pareja.

Hablar de finanzas con tu pareja

Lo primordial es establecer y tener siempre en cuenta el objetivo que se quiere lograr durante la conversación. Por ejemplo, si el tema es hablar sobre cuánto se va a gastar en las vacaciones limiten el tema solo a eso, no dirijan la conversación hacia lo mal que lo pasaron durante las vacaciones pasadas por culpa de la suegra. Salirse del tema es una invitación a fracasar en el intento de llevar una buena conversación de finanzas.

Determinar el día, la hora y el lugar, básicamente es organizar una reunión.  No discutan acerca del sobregiro de las tarjetas de crédito sin los estados de cuenta que lo demuestren, traten de llevar una conversación amena con las pruebas. Evitar las interrupciones es una muestra de respeto hacia nuestra pareja y hacia la importancia de la temática para los dos.

Organicen una serie de reglas para la conversación, por ejemplo, el tiempo fuera en caso que las emociones tomen el control de la charla, por ello es mejor tener un respiro e intentarlo luego de estar relajados.

Enfocada en Ganar – Ganar

En una relación de pareja, las discusiones de finanzas tienen que estar enfocada en ganar – ganar, deben recordar que ambos se aman y llevan un objetivo de vida juntos ¿Tener un punto a tu favor es mucho más importante que la persona a la que amas?

No tengan miedo de intercambiar sus responsabilidades, debido a que puede resultar la mejor opción para entender al otro. Si pagar las cuentas a tiempo es una habilidad que no tenemos dominada, tal vez sea necesario intercambiar los roles por un periodo de tiempo.

Concentrarse en un tema de finanzas mirando siempre hacia el futuro, por ello se debe evitar traer agravios del pasado o traer asuntos pendientes de la relación a su conversación. Mezclar rencores o agravios pasados por las finanzas puede resultar con explosivo, puede que resulte difícil separar sus problemas, pero, con práctica y paciencia se puede lograr.

Entender y respetar el punto de vista de nuestra pareja aunque no estemos de acuerdo, puede que no estés de acuerdo con la membresía del club de futbol, pero eso no debe impedir que el otro presente sus razones y demuestre que se puede hacer entorno al gasto.

Ten una escucha activa y no selectiva, repite lo que escuchas para asegurarte que es lo que tu pareja quiere decir.

Como abras notado las claves no solo sirven para hablar de finanzas con tu pareja, sino que en realidad son excelentes herramientas de comunicación que pueden aportarte mucho a tu relación. Como todas las habilidades necesitan un tiempo en dominarse, pero vale la pena intentarlo ¡Mucho éxito en tu conversación de finanzas con tu pareja!

Además de esas claves te brindo algunos consejos para saber cómo hablar de finanzas con tu pareja

  • Buscar soluciones y no culpables

Si necesitan acabar con los problemas financieros y mejorar la relación tienen que estar dispuesto a asumir la responsabilidad de su situación. Se recomienda observar su situación financiera con objetividad, encuentra tu papel en ella y plantea soluciones para mejorar.

  • Compromiso con sus reuniones

Una vez que deciden dar un paso adelante con las finanzas, lo siguiente a esto es programar la regularidad de sus conversaciones en relación con las finanzas. Establezcan reuniones, por lo menos, una vez por mes y en un sitio donde no sean distraído o interrumpidos.

No inicien su conversación planteando los problemas monetarios, debido a que resulta necesario introducir estos temas cuando estén relajados y dispuestos a escuchar al otro. Cada vez que se ignoras los problemas monetarios, cada vez que dicen que ahorraran y no lo hacen se convierten en personas de poca confianza, recuerden que las personas se ven por las acciones y no por las intenciones.

  • Citas estructuradas

La estructura de las conversaciones sobre las finanzas debe ser la misma en cada cita que tengan, inclusive pueden utilizar una agenda y tomar notas de los problemas pendientes y la manera de solucionarlos. Estas notas los ayudan a realizar un análisis de los problemas con una profundidad mayor y a descubrir las nuevas maneras de trabajar juntos para lograr la vida que anhelan como pareja.

Si las reuniones son manejadas con una buena estructura y en un ambiente de respeto mutuo, pueden llegar a terminar satisfechos y comprometidos para mejorar su estado financiero. De igual manera, eviten sacar los problemas de dinero en todo momento, esperen a su reunión para hacerlo y buscarle solución.

  • Trabajen para el futuro

Una vez que inicien con las a soluciones inmediatas de sus problemas financieros, pueden centrarse en comenzar a cumplir sus sueños y disfrutar de la vida que siempre han querido. Con las reuniones sobre sus finanzas también pueden centrarse en planear para el futuro, una vez que saben lo que quieren pueden desarrollar un plan financiero que los lleve ahí.

  1. Objetivos: Lo que desean tener y para qué están trabajan arduamente.
  1. Estilo de vida: Desean trabajar siempre los dos o uno de los dos necesita tomar descansos, deben conversar el cuándo, por qué, y el cómo. En esta parte el tema de los hijos toma relevancia.
  1. Gastos: Deben tener en consideración el cómo se va a gastar el dinero en el hogar, quién lleva las cuentas y cuánto se aportará.
  1. Ahorro: Que cantidad se va ahorrar, cuál será el aporte de cada uno, como se encargaran del manejo administrativo.
  2. Inversión: Invertir es una de las maneras de maximizar su dinero, conversen sobre en qué quieren invertir, si harán esto juntos o solos.

Comentarios de Facebook