Cuán cansados estamos ya por no alcanzarnos el dinero para algunas cosas. Si bien esto nos sucedía muchísimo cuando éramos jóvenes y solteros, hoy en día que nos encontramos casados y siendo padres o madres de una familia, tendremos que disminuir gastos, y por eso las cosas se complican más y más.

De este modo, se que necesitas un par de consejos para crear un presupuesto que se ajuste a la cantidad de personas que hay en tu familia, para ello, quédate conmigo para que sepas como solventar esa situación nada favorable.

Si lo aplicas bien, todo ira excelente

Lo primero que debes saber es que el trabajo es tu fuente de ingresos (eso está más que claro), sin embargo, no debes abusar de la misma comprando cosas innecesarias. Por eso, tienes que saber que las medidas de ahorro son la mejor opción de ahora en adelante. Esto es debido a que en las familias ya los problemas no valen x1, ahora valen por el integrantes, y para eso, deberás estar muy al tanto de cómo va la situación con cada miembro de la familia.

La herramienta

El trabajo inicia escogiendo donde se registrará todos los datos necesarios, esto es lo primordial para gastar el tiempo. Te coloco un ejemplo sencillo: Recibes un sueldo de 10.000$ mensual, sin embargo, los gastos de comida son 1000$ – 3000$, no puedes darle a tu hijo para que coma en su lugar de estudio, o salga a divertirse unos 500$ semanales, debes ahorrar esos gastos, y darle como mucho 100$ semanales, los cuales te ayudarán a mantenerte estable y sin desequilibrio alguno.

Para esto se suele emplear una libreta de apuntes o un cuaderno, todo para que este firmemente registrado y no haya problemas alguno, así podrás contar con la misma en todo momento. Hay también muchas aplicaciones de finanzas personales que  te puede ayudar a registrar todo sin la necesidad de una libreta.

Registrar la información

Aquí colocarás la información y gastos que genera cada integrante de la familia, como también los ingresos acumulados durante el mes, como los gastos que realizas en pago del agua, luz, gas, mercado, entre otros.

Para ello, te recomendamos colocar dos columnas, en una de ella colocaras el nombre de los integrantes  y en la otra  los gastos posibles, posteriormente sacarás una sumatoria de todo eso, y colocarás cuantos ingresos tienen, esto dará las cuenta de los gastos y sabrás en que o quien debe reducirlos.

Identificar los ingresos

Es de suma importancia que sepas diferenciar tus ingresos, no los aglomeres todos como un ingreso único, sino que debes calificarlos, por ejemplo: Trabajo de redacción, pensión, dinero por cobro de rentas, entre otros. Esto te hará saber cuánto generas por cada uno y cuanto es posible gastar por cada uno de ellos.

Ten muy en cuenta que los beneficios y percepciones de aquí van todos dirigidos a un mismo fin, el presupuesto familiar, pero que por ello todo debe estar bien identificado y especificado, no se te olvide colocar si tienes horas extras de trabajo, aguinaldo, bonos vacacionales, y lo demás.

Identificar los gastos

Esta es la parte esencial del presupuesto familiar, ya que te dará la perspectiva que tanto has buscado. Aquí sabrás en que se va la mayor parte del dinero, colocando cosas como: traslado, pago de gasolina, regalos, salidas al cine, ocio, alimentación, aseo, crédito, entre otras cosas que necesitarás.

Recuerda bien anotar todo a la perfección para que al momento de leerlo sepas de que se trata, no hagas garabatos sin sentido alguno, porque al cabo de un tiempo ni tú mismo podrías identificarlos.

Gestionar el presupuesto

Una vez tengas los números sobre la mesa, en cuanto a los ingresos y gastos, deberás hacer un balance, un equilibrio que logre hacer que todo eso que planeas tenga efecto. Asi que, en esto colocaras si estas en rojo o en verde, es decir, si tienes deudas o no.

Lo que también puede derivar en un accionante para solventar las situaciones más difíciles que puedas enfrentar, por ejemplo, los casos fortuitos. Por otro lado, ten muy presente que existen un tipo de gastos invisibles, los que muchas veces no contamos pero están ahí para hacer de nuestra vida un pozo de deudas inmensas.

Para ello, te damos un ejemplo, el pago de los seguros de vehículos nos suelen cobrar todo el tiempo, sin embargo, debes estar preparado para todo esto. Por cierto no te olvides nunca de ahorrar para la universidad de tus hijos, o si eres hijo, ayuda a tus padres para que la familia pueda progresar muy bien.

Los trabajos que realizamos tienen un motivo, y es el de mantener a una familia en cuanto al presupuesto familiar. Es por ello que deben trabajar como un equipo y siempre tener consideración por todos los miembros de la familia.

Comentarios de Facebook