Si estas considerando obtener un préstamo personal para simplificar tus pagos y potencialmente deshacerse de una deuda que adquiriste, quiero comentarte las 6 cosas que debes saber antes de tomar este gran paso financiero.

A diferencia de un préstamo para un coche o una hipoteca, un préstamo personal es a menudo flexible, ofreciendo muchas opciones para el consumidor y más si estos son sin recibo de sueldo.

Es decir, con él puedes utilizar el dinero para comprar un coche o incluso una casa, pero también puedes utilizar los fondos de los préstamos personales para cubrir la factura del teléfono celular o incluso ir de compras, ya que no tiene límites ni seguimientos como los demás.

Además, estos también pueden ser más fáciles de obtener que otros tipos de préstamos, sin embargo, esto no quiere decir que sea lo mejor para tu salud financiera.

Por eso te traigo este artículo con los 6 aspectos importantes a considerar antes de obtener un préstamo personal.

#1 Considera si un préstamo personal es la decisión indicada

El mercado crediticio se ha vuelto cada vez más competitivo y esto significa que hay algunos que ofertan préstamos personales con tasas bajas de interés. De esta forma atraen el interés de las personas por considerar que es una opción de buen valor para aquellos que necesitan crédito.

Así que antes de lanzarte de llena, asegúrate de mirar todas las opciones que te ofrecen algunos bancos y ten en cuenta que existen una amplia gama de prestamistas en línea, especialmente en el área de finanzas alternativas, que aunque ofrecen soluciones rápidas y convenientes donde los fondos pueden llegar en cuestión de días, debes considerar la fiabilidad de los mismos y cuáles son los métodos de cobro.

Pero, ante todo, conversa con tu asesor financiero, si tienes uno, sobre si es idóneo realizar este movimiento y revisa las demás opciones en planes crediticios para saber que estás tomando la decisión correcta.

#2 Puede que no usen la misma tasa de interés anunciada

Las tasas anunciadas que se ven en muchas ofertas de préstamos son “tarifas típicas”, lo que significa que el proveedor de préstamos utiliza una estrategia llamada de precios basados en el riesgo.

Así que dependiendo de tu perfil de crédito y el de tu prestamista, la tasa de interés y la Tasa de Porcentaje Anual (TPA) para préstamos personales pueden variar ampliamente.

De hecho, algunos préstamos, como los de las cooperativas de crédito o los bancos, cobran tasas de interés muy bajas para los clientes con buen o excelente historial crediticio.

Y como resultado, las compañías financieras convencionales cobran tasas de interés que son más altas que las tarjetas de crédito, especialmente a los clientes con mal historial crediticio.

Por eso, los préstamos personales convencionales tienen la ventaja de ser basados en cuotas, en lugar de créditos renovables.

De esta forma, los pagos efectuados a los préstamos son realizados a plazos graduales que permitirán reducir las cuotas hasta que el préstamo se pague en su totalidad. Contrario a esto están las veces que se realiza el pago mínimo en una tarjeta de crédito (que es un tipo de crédito renovable), y por tener altas tasas de interés, podrías hacer pagos durante años sin realmente reducir la cantidad total que debes.

Por otra parte, el retraso o el incumplimiento de los pagos dañarán su calificación crediticia, lo que podría afectar que obtengas una tasa decente en el futuro al momento de pedir otro crédito.

Así, la TPA de cotización ofrecida por un prestamista no será necesariamente la misma que la que se le ofrece después de solicitar un préstamo, y esta estará basada exclusivamente en tu registro de créditos.

Puede haber otras tarifas ocultas

Lee los términos y condiciones del prestamista muy detalladamente antes de solicitar un préstamo y comprueba si hay cargos ocultos.

Puedes encontrarte con casos de varios prestamistas que cobran gastos de administración o arreglos para establecer un préstamo, mientras que otros te pueden penalizar por hacer pagos atrasados.

Ten en cuenta que si no lees “las letras pequeñas” de cada acuerdo de préstamo personal que firmes, estás aceptando hacerte cargo de todo lo que allí dice, aunque desconozcas de todos los términos, por eso es muy importante mantener una vista atenta de todo lo que firmarás.

#3 Puede requerir garantía

Muchos préstamos personales sin recibo de sueldo no requieren garantías. Pero “pedir prestado” de una tienda de empeño requiere que renuncias a tu propiedad personal a cambio del préstamo.

Por eso, toma en consideración lo que te diga tu asesor financiero o alguién que conoces del tema, ya que a medida que leas más opciones de préstamos personales, la cantidad de estafas a la que te ves expuesto aumentará y es muy fácil para los estafadores convencerte de caer en una trampa.

Así que, ten presente que si un banco no se preocupa en comprobar tu historial crediticio o no te ofrece mayor detalle sobre los periodos de amortización, también ten en cuenta si te solicita una garantía de pago, pon atención a cuál es y bajo qué condiciones podrás recuperar dichas garantías, ya que si no se habla muy claro del asunto, entonces puede ser que estés frente a una estafa.

#4 Es posible que necesites un co-firmante

Basado en tu puntaje de crédito, un banco o unión de crédito puede requerir un co-firmante antes de aprobarte para un préstamo. Esto es especialmente cierto si tu historial de crédito es bajo o insuficiente y si no estás proporcionando garantía.

Los prestamistas entre particulares por lo general no requieren co-firmantes, ya que por lo general establecen puntuaciones de crédito mínimo necesario para todos los prestatarios potenciales.

La opción de co-firmante surge porque esta persona podría responder por tu préstamo en caso de que no puedas pagarlo, y es para algunos bancos, como la garantía para otorgarte el préstamo.

#5 Piden calificación de crédito

Muchos préstamos personales se obtienen únicamente sobre la base de tu perfil de crédito, en lugar de presentar un plan de negocios complejo u ofreciendo garantías como una casa o un coche.

Tales préstamos también se conocen como préstamos de la firma porque la única garantía real del pago es su firma en los papeles del acuerdo de préstamo.

Sin embargo, tu puntaje de crédito pesa sobre si estás aprobado para los préstamos personales convencionales y algunos prestamistas, como las cooperativas de ahorro y de crédito revisan tu perfil de crédito completo en lugar de sólo el puntaje de crédito que puedas tener, lo que puede hacer más fácil o más difícil de ser aprobado para proceder.

Ten en cuenta entonces si posees un perfil y una calificación apta para obtener un préstamo personal, ya que de no ser así, puede que no te lo otorguen.

#6 Puede haber una multa por pago anticipado

Muchos bancos o casas de préstamos cobran multas por redención anticipada.

Éstos penalizan eficazmente a los que pueden pagar antes del tiempo establecido porque el prestamista estaría dejando de pagar una porción considerable del interés.

En contraste, muchos bancos, cooperativas de crédito o compañías financieras  le permiten pagar por adelantado su préstamo sin penalización. En algunos casos, incluso puede recibir un descuento o mejores tasas de interés en préstamos futuros haciendo pagos anticipados en un préstamo personal.

Mi mayor recomendación será siempre que prestes atención a estos seis puntos que son claves para saber si debes pedir o no un crédito personal. Lee los términos y condiciones del préstamo antes de firmar la línea punteada y no sólo te fijes en la tasa de interés sino evalúa cuánto estarías pagando como costo total al finalizar el préstamo, para saber si te conviene o no.

Si tienes alguna duda o si las condiciones no te convencen, aún cuando es muy accesible por ser ese tipo de préstamos personales sin recibo sueldo, entonces no te apresures en firmar, toma en consideración la opinión de un experto que se preocupe por tus finanzas.

 

Comentarios de Facebook