Apegarte a tu presupuesto no tiene que ser difícil. De hecho, cuanto más fácil se puede hacer, más probable es que cumpla con él. Así que, vamos a abandonar la imagen del presupuesto como un sacrificio o cálculo de números cualquiera y en su lugar ver algunas maneras que tú puedes hacerlo más fácil.

Los siguientes 10 consejos le ayudarán a mantenerse en el camino y cumplir con tu presupuesto mes tras mes, sin sentirse limitado o estresado.

1 – Automatiza tus pagos

Deje de preocuparse con tus gastos recurrentes y configura para que sea deducido automáticamente de tu cuenta corriente cada mes. Así no vas a tener muchas facturas para realizar un seguimiento.

2 – Páguese primero

También puede configurar transferencias automáticas de tu cuenta corriente a tu cuenta de ahorros cada mes para asegurarse de que está cumpliendo tus metas de ahorroEsto le impide de gastar este dinero en otras cosas, ya que está “fuera de la vista, fuera de la mente.”

3 – Elija un sistema fácil de usar

Ya sea que opte por utilizar software de presupuesto, una hoja de cálculo de Excel o el lápiz y papel, elija el sistema de presupuesto que sea más intuitivo y fácil para ti. Hay muchos, pero recomiendo el Mobills y Gastos DiariosCuanto más fácil sea para tú usar, más probable es que se quede con el y cumpla tus metas.

4 – Redondear

¿Tienes problemas para recordar cada recibo para que así pueda realizar un seguimiento de tus gastos? (O simplemente odia hacerlo?) Sólo tiene que redondear el valor de tus compras para la cifra más cercana.

Si sabes que gastó $19-alguna cosa en un café y una tortilla, sólo tiene que registrar en tu presupuesto como $20. Esto asegurará que cualquier error matemático esté a tu favor, ya que técnicamente está presupuestando más de lo que gastó realmente, y reducirá drásticamente el dolor de cabeza con el seguimiento de cada centavo.

5 – Plan para Gastos Extra

En casi todos los meses, algo va a suceder para intentar desordenar nuestro presupuesto, ya sea un problema mecánico con tu coche o un presente que necesita comprar para el cumpleaños de tu amigo (que se había olvidado por completo).

Dése un poco de espacio en tu presupuesto al planear para gastos inesperados. Además de tus ahorros regulares, crear un fondo de “gastos no planificados” y contribuir con el todos los meses. Esto cubrirá cualquier costo repentino que surja sin desviar de tu presupuesto.

6 – Se amolda a la situación

Las cosas cambian de mes a mes. Nuestra cuenta de electricidad termina un poco más de lo que esperábamos que fuera, o sin darse cuenta gastamos más en la tienda de la esquina de lo que queríamos. La vida sucede y cometemos errores. No es el fin del mundo. Todo lo que necesitas hacer es hacer ajustes a medida que vayas encontrando dificultad.

Si tú salir de tu presupuesto en alguna categoría, busque maneras para quitar un poco de una que no sea tan importante y ponga en otra categoría de tu presupuesto. Tal vez tú puedas dejar de salir este fin de semana para cenar o ser creativo con sobras para que pueda hacer tus compras durar más tiempo.

No considere un error por exceso como el final del juego; Encontre una manera de hacerlo funcionar y siga adelante.

7 – Lleve el presupuesto contigo

Metas de gastos no hacen mucho por ti si nunca recuerdas cuáles son ellas. Así que no deje ese presupuesto en casa cuando vaya de compras. Tómelo contigo para recordarle cuánto tú tienes para gastar en cada categoría y cuánto tú has gastado hasta ahora este mes.

Con la gran cantidad de aplicaciones de finanzas personales y opciones de almacenamiento en la nube disponibles, es más fácil que nunca acceder a tu presupuesto de cualquier lugar directo de tu smartphone.

8 – No te olvides de ti mismo

Es fácil sentirse desanimado cuando tu presupuesto no deja espacio para un poco de felicidad en tu vida. Incluso los pequeños derroches, como un viaje o ir al cine, puede ayudar a mantener el ánimo y evitar el estrés.

Permítase un poco de derroches, sin culpa, incluso si es sólo $100 – $200 al mes. Un poquito no más y el valor es de acuerdo con tu país.

9 – Transforma en un juego

En lugar de ver tu presupuesto como algo aburrido que le dice lo que puede y no puede hacer, trate de verlo como un reto personal.

Establezca metas, por ejemplo, gastar menos de tu presupuesto de entretenimiento este mes, encontrando opciones de entretenimiento gratis como sea posible, o viendo cuánto puede ahorrar de tu plan de teléfono celular con una pequeña negociación con el equipo de servicio al cliente. No sólo va a mejorar tu presupuesto cada mes haciendo esto, pero agregará un poco de diversión para que sea interesante.

10 – Recuerde tus metas

Cuando las cosas se ponen difíciles o estresantes, recuerde por qué está haciendo esto en primer lugar. Un presupuesto puede permitirle ahorrar para tus grandes metas, reducir tus deuda para que pueda salir de ese trabajo que no te gusta mucho, tener una protección que te hace sentir paz , y permitirse el estilo de vida de tus sueños.

Puede ser fácil desviar de todo eso en el trabajo cotidiano al preocuparse con tus gastos. Tenga un recordatorio de tus metas generales para motivarte para que pueda empezar a ver tu presupuesto como positivo en lugar de negativo.

 

Comentarios de Facebook